XIII Curso de Iniciación a la Fotografía Digital

Han pasado 3 semanas desde que vivimos este último curso, pero hasta hoy no le he podido dedicar el tiempo que se merecía. Hoy os traigo algunas de las fotografías que tomé durante el XIII Curso de Iniciación a la Fotografía. ¡Se dice pronto! Trece ediciones en apenas 3 años, 10 de ellas en mi pueblo natal, Marchamalo (Guadalajara). Un cómputo de 130 personas que han decidido formar parte de este camino formativo. Además, me consta que muchísimos de ellos están contentos tras su paso por aquí, incluso mantengo una estrecha relación y comunicación con ellos, detalle que todavía me alegra mucho más. Personas que tras esta actividad han seguido formándose con mi Taller de Lightroom o incluso con talleres privados que hemos diseñado exclusivamente para ellos, lo que se conoce como One to One (Pronto tendréis novedades sobre esto).

Respecto a nuevas ediciones, como ya comenté junto al lanzamiento de esta edición, llega una temporada de descanso, llegan semanas de proyectos y el hueco para la formación se reduce. ¿Habrá más actividades? Por supuesto que sí, vendrán nuevas y mejores, renovadas y con mucha más fuerza. Para más información, agradezco infinitamente que contactéis directamente conmigo para poder satisfacer las necesidades de todos.

XII Curso de Iniciación a la Fotografía Digital

El pasado sábado estrenamos el mes de octubre con uno de los cursos más especiales de la historia de Perspectiva Discreta. El primer taller privado contratado e impartido en una empresa externa, la gran industria química BASF.

Ver tu marca dentro de una de las empresas de mayor calado provincial es cuanto menos un orgullo, verte envuelto de sus trabajadores y ser tratado como un más. Tener a tu disposiciónabsolutamente todo lo necesario, aula, material, desayuno, comida, cualquier detalle estaba controlado.

Cada uno de los alumnos que ha formado parte de esta andadura ha dejado huella, todos somos distintos y la formación en este tipo de talleres es muy especializada, el contacto, el buen ambiente y la relación monitor-alumno es fundamental.

El resumen de esta edición no dista demasiado respeto a sus antecesoras, una parte teórica impartida en una fantástica aula donde experimentaron sus primeros pasos con los parámetros técnicos de la cámara.

Por la tarde, una ruta de casi 5h por la ciudad de Guadalajara, parques y calles emblemáticas para jugar y disfrutar de mini retos fotográficos. En esta segunda parte, los alumnos se enfrentan de cara a la dificultad técnica de cada fotografía, teniendo que retroceder a la teoría matinal para poder resolver cada uno de los ejercicios.

Finalmente, tras compartir 12 horas juntos, estas son algunas de las fotografías de la jornada:

XI Curso de Iniciación a la Fotografía Digital

Se cumplen los dos años y medio siendo el diseñador, organizador y ponente de estos Cursos de Iniciación a la Fotografía Digital. Ahora sí, la centena de alumnos está a punto de superarse y cada uno de ellos son los responsables de que tanto la actividad como el propio monitor haya llegado a este instante. Estas lineas se escriben por todos y cada uno que han decidido iniciarse en el mundo de la fotografía conmigo, habiendo cursos diversos en la provincia, han elegido la marca Perspectiva Discreta como su lanzadera. Un curso diseñado equitativamente entre teoría y práctica, una composición docente que actividad tras actividad se va remodelado para impartir en cada momento los ejercicios idóneos.

Esta edición, a parte de guardar su parte especial como todas, la recordaré siempre por haber reducido todavía más la edad mínima de mis alumnos. En esta edición, Laura con 11 años ya empezaba a caminar junto a su cámara. Como monitor y con mis 25 años, me gustaría que estos cursos fuesen mucho más atractivos para la gente joven. La fotografía está en nuestro día a día, las redes sociales están encharcadas de imágenes que guardan mucho arte, intención, pero que en muchas ocasiones carecen de técnica. Desde aquí un consejo para aquellos a quienes llama la fotografía, no dejéis pasad los años, dedicad unas horas a vuestra formación y disfrutareis muchísimo más de vuestro móvil o cámara.

A continuación una pequeña colección de las fotografías que pude hacer mientras realizábamos el curso. Va dedicada especialmente a vosotros, los verdaderos protagonistas del día. Simplemente desearos lo mejor, y como ya os he dicho en alguna ocasión, esas 9 horas fueron el inicio de un compañero fotográfico que tendréis siempre.

X Curso de Iniciación a la Fotografía Digital

Después de 6 semanas desde que se anunciara la X Edición del Curso de Iniciación a la Fotografía Digital, ayer llegó el verdadero momento. Una jornada muy especial que cerró la primera decena de ediciones de esta actividad. Un grupo de 13 nuevos aficionados a la fotografía asistieron y se dejaron acompañar durante sus primeros pasos en fotografía.

Durante la mañana, dedicamos 4.5h a entender qué es la fotografía, cuáles son los parámetros que entran en juego y cómo se configuran en nuestras cámaras. Además, no sólo aprendimos estos conceptos, sino que dedicamos 1/3 parte de la jornada mañanera a la composición y la técnica fotográfica.

Para terminar, como había prometido, realizamos el sorteo de un regalo fotográfico. Un conjunto de filtros degradados y neutros, portafiltros y anillos conversores, un conjunto exactamente igual al que forma parte de mi equipo. Esta vez, la afortunada fue María, la chica más joven que ha decidido emprender de la mano de Perspectiva Discreta. ¡Espero que lo disfrutes!

Al mediodía, nos desplazamos hasta un restaurante para coger fuerzas. Como siempre, risas, bromas y buenas conversaciones, esto es super importante para comenzar la jornada de tarde habiendo roto la tensión y vergüenza. Siempre me ha parecido imprescindible hacer que mis alumnos se sientan cómodos aprendiendo, que disfruten de cada minuto con su cámara en las manos y combinen la formación con un buen ambiente. Quiero que recuerden mi actividad como un día donde comenzaron un nuevo camino, habiendo disfrutado y rodeados de ilusión.

Sé que siempre digo lo mismo, pero es un placer trabajar con gente como la que me estoy encontrando. Personas que se desplazan desde otras provincias, haciendo incluso un centenar de kilómetros para venir a conocerte y aprender de ti. Personas que llevan meses, sí, muchas ediciones perdiendo su plaza y esperando muchas semanas para volver a intentar pillar una. Mucha parte del éxito y continuidad de la actividad es gracias a vosotros, los casi 100 alumnos que he tenido en apenas dos años y los otros tantos que seguís apoyando el proyecto de cerca, compartiendo, recomendando y siguiendo mis trabajos. Organizar todo esto no es fácil, pero si hay algo que realmente merece la pena es disfrutar de una jornada como la de ayer.

Es un verdadero orgullo poder escribir estas palabras, la verdad es que sí.

Muchas gracias a todos,

 

IX Curso de Iniciación a la Fotografía Digital

Hace dos semanas celebrábamos la Octava edición del Curso de Iniciación a la Fotografía Digital y este fin de semana hemos tenido el placer de impartir la novena. Una vez más, un grupo animado, interesado y fácil de llevar. Es un privilegio contar con gente que te hace tan grande.

Respecto a la filosofía del curso, como las anteriores ediciones, durante la mañana se impartió la clase teórica en el Centro Joven de Marchamalo. Por segunda vez, pudimos disfrutar de la fantástica sala de cine habilitada con proyector y butacas. Hace dos semanas ni quiera tuve tiempo de fotografiar esta escena, por esto en esta jornada no pude dejar pasar la ocasión de retratar al menos dos momentos de la clase matinal.

Tras el descanso del mediodía, comenzó la sesión práctica. Para mí, es quizás el punto más positivo de esta actividad que ya arrastra nueve ediciones. Como digo siempre, me sorprendo al ver la evolución de este curso, habiendo nacido entre amigos. Aprovecho para agradecer la participación a las decenas de alumnos que ya han pasado por aquí, los que han sido aconsejados y los que siguen recomendando la actividad.

Este sábado, tuve el placer de fotografiar a 10 nuevos aficionados a la fotografía. Una cantidad bastante extensa para un único monitor, pero gracias a su buen comportamiento, atención y paciencia pudimos realizar el curso con dinámica.

Durante la tarde, como de costumbre, realizamos una de las rutas que ya tengo planificada y ensayada. Este recorrido nos ofrece siempre la posibilidad de practicar distintos tipos de fotografías, jugando con los desenfoques, velocidad de obturación, composiciones, etc. Mientras ellos ponen a prueba sus conocimiento y yo resuelvo dudas en el momento, intento representar además cómo se viven y disfrutan estos cursos.

Cuando apenas llevábamos una hora de tarde, cuando le empezábamos a coger el punto a esto de la fotografía el mal tiempo nos sorprendió con una lluvia, tuvimos que improvisar y resguardarnos en una cafetería. Aquí toda la planificación del curso se venía abajo, llegó el momento de inventar e intenté a toda costa no perder el tiempo, improvisando de alguna manera en la terraza de la cafetería unos cuantos ejercicios. Lamento enormemente esa molesta lluvia y espero que al menos, valoraseis la intención de aprovechar o amenizar los minutos que pasamos sentados en esa terraza.

La lluvia apenas cesó durante la tarde, por lo que resguardados entre soportales y calles, intentamos aprender y disfrutar de la fotografía todo aquello que estuvo en nuestra mano.

Por último, agradecer una vez la confianza de estos 10 nuevos compañeros de afición, a los que sinceramente les deseo lo mejor en este camino. Siempre recordaré, junto a la octava edición, cómo a este mes de octubre cargado de muchísimo trabajo fotográfico le habéis dado un toque de cariño y consciencia importante.

VIII Curso de Iniciación a la Fotografía Digital

El pasado sábado 3 de Octubre se celebró la Octava edición de este curso de fotografía. En esta ocasión, tuve el placer de formar a 11 valientes aficionados, un grupo extenso pero para nada difícil. Suena a tópico, pero me siento afortunado de haber sido monitor de más de 70 personas y todas ofreciendo lo mejor de ellas. Así, hacéis que impartir estos cursos sea al menos tan divertido para mí, como para vosotros. Como decía hace unos días, en estas actividades me siento tanto profesor como alumno, a la par que enseño, aprendo de vosotros.

La filosofía de esta edición era la misma que las anteriores, un bloque matinal de teoría que daba paso a un segundo bloque por la tarde, este último totalmente práctico. Respecto a la clase teórica, como ya comenté hace unas semanas, hemos tenido la innovación de disfrutarla dentro de una sala de cine, habilitada con butacas y proyector. Como podéis ver, los cursos aumentan en cantidad de alumnos, calidad de la presentación, de la ponencia y de la documentación. Este curso que nació como una actividad entre amigos se coloca entre una de las actividades fotográficas más demandadas de la provincia.

Por la tarde, nos desplazamos hasta la Guadalajara capital para disfrutar de una tarde práctica, una ruta guiada donde pusimos a prueba los conocimientos explicados por la mañana.

Otra de las cosas que más me gustan de esto es ver como la gente disfruta minuto a minuto. Risas, bromas y gestos de complicidad entre alumno-monitor y alumno-alumno. Tras varias horas, la vergüenza desaparece y empezamos a disfrutar como grupo, apoyándonos unos en otros, aprendiendo y retándonos entre los mismos. Esto, no es gracias a mí, sino a los asistentes que como decía, ponen todo de su parte para que estas actividades sean tan divertidas.

Con la llegada del atardecer, retamos a esa maravillosa luz de última hora. Potente y rasa. Probando distintos puntos de medición de exposición, enfoque y composición. A continuación, una imagen más de casi todos los integrantes del grupo.

Llegada la noche, estas 9 horas de formación llegaban a su final, como llega el fin de esta entrada. Este resumen que escribo apenas unas horas después de haberme despedido de este maravilloso grupo, un conjunto de personas que durante unas horas fueron alumnos y terminaron siendo compañeros.

Antes de despedirme, quería agradecer el gesto de una de las alumnas, que amablemente me entregó un regalo de agradecimiento una vez terminada la sesión matinal. Ana, muchas gracias por el detalle, sin ninguna duda el último punto de dulzura para cerrar esta estupenda jornada.

VII Curso de Iniciación a la Fotografía Digital

El sábado 23 de Mayo de 2015 impartí el último Curso de Iniciación a la Fotografía Digital de la temporada 14/15. Desde septiembre de 2014 se han impartido 3 cursos, todos ellos en Marchamalo, Guadalajara. Aprovecho una vez más para agradecer al Ayto de Marchamalo su disposición a la hora de apostar por este tipo de actividades, ayudándome y prestándome un lugar donde enseñar aquello que sé sobre fotografía.

Esta edición, con tan sólo 5 participantes ha sido una de las más interesantes y completas de todas las impartidas. Un grupo atento y con muchísima intención de aprender siempre te ponen las cosas fáciles, y debo decir que acabo disfrutando tanto o más que ellos. Desde aquí también muchas gracias a todos, por ofrecerme ese voto de confianza participando en este curso.

El transcurso de la jornada fue exactamente el mismo que las otras 6 ediciones. Por la mañana, con horario de 9.30 a 14h se impartió una clase teórica mediante una presentación de diapositivas, compuesta por 5 bloques repartidos equitativamente entre conceptos fotográficos, composición o consejos. Por la tarde, de 16 a 20.30h, se realizó una ruta por la ciudad de Guadalajara. Este recorrido ya bastante consolidado en este tipo de cursos, ofrece la posibilidad de probar distintos ejercicios, jugando con las profundidades, desenfoques, movimientos, composiciones, etc. Aquí es donde realmente se pone a prueba lo aprendido, y estas horas de práctica son fundamentales. Lo sé yo, y mientras transcurre el curso lo van sabiendo ellos.

Tras 5 semanas trabajando para la organización de este curso es momento de cerrar este capítulo formativo por unos meses. Me queda ese buen sabor de boca tras los buenos comentarios de los participantes, sus sonrisas y sus agradecimientos son quizá el mejor broche para cerrar esta temporada que ha conseguido animar a 22 alumnos. Antes de acabar, también quería mandar este mensaje de agradecimiento a aquellos que recomendáis este curso, alumnos que ya habéis pasado y lo seguís recomendando a vuestros amigos. Gran porcentaje de participantes viene recomendado y este dato es muy importante.

En la galería de imágenes de esta publicación podréis ver como los alumnos se empeñan para lograr los objetivos fotográficos que se les proponen, se tumban voluntariamente en el suelo para conseguir la mejor composición, se “pelean” con el mobiliario urbano para lograr esa profundidad deseada, etc.

Lo confieso, edición tras edición, no dejáis de sorprenderme.

Muchas gracias a tod@s!!!

VI Curso de Iniciación a la Fotografía Digital

El fin de semana pasado tuvimos la sexta edición del Curso de Iniciación a la Fotografía Digital, en esta ocasión como en las 2 anteriores impartimos la clase teórica en #Marchamalo, Guadalajara. Desde aquí quiero agradecer también al Ayuntamiento del municipio su colaboración cediendo este espacio para la celebración del curso.

En esta ocasión fue el grupo más extenso hasta el momento, incluso hasta llegando a completar las 10 plazas a las que está limita el curso. Por mi parte, creo que fue una actividad bastante bien realizada, al menos yo me quedé con muy buen sabor de boca después de una jornada como esta. Como en las anteriores ediciones, siempre pido a los alumnos que rellenen un cuestionario anónimo donde califican el curso en distintos aspectos, incluso pudiendo dejar una opinión un poco más distendida. Una vez recibidas las críticas, debo decir que ellos califican el curso con un 9.2 sobre 10, a mi parecer un valor para sentirse muy contento y orgulloso.

Por mi parte poco más que contar, la filosofía del curso la vengo arrastrando desde hace más de un año y medio, superando ya los 50 alumnos y las buenas sensaciones. Combinando dos bloques, teoría y práctica, apoyando y enseñando a la gente desde los conceptos más básicos, con ejercicios teóricos y prácticos. En fin, seguiremos en esta linea, mientras funcione no hay porqué cambiar la arquitectura principal. Sí es cierto, que edición tras edición se mejorar cosas, la presentación no es estática, sino que la voy completando con nuevas fotografías, ejercicios que creo que se entienden mejor, explicaciones más concisas. No me conformo con ese 9.2 que define el último curso, hay que seguir mejorando.

A continuación os muestro una colección de fotografías que tomé durante el curso, me hubiese gustado hacer más y mejores para poder documentar mejor el curso, pero tener que dar soporte a 10 personas con 10 cámaras distintas no deja mucho tiempo libre para uno mismo. Lo primero es lo primero. Espero que os gusten:

V Curso de Iniciación a la Fotografía Digital

Esta quinta edición del Curso de Iniciación a la Fotografía reunió a 7 personas, un grupo realmente interesante que me ofreció un fantástico día de formación. La combinación trabajar y disfrutar es sin ninguna duda algo maravilloso. La filosofía del curso era exactamente la misma que la de sus antecesores, dos bloques repartidos equitativamente entre teoría y práctica.

Respecto al bloque teórico, tengo que dar las gracias al Ayto de Marchamalo que me permitió dar la clase en las instalaciones del Centro Joven del municipio.

Acabada la clase teórica, disfrutamos de una comida grupal donde la idea principal es entablar conversaciones y ganar confianza entre los compañeros, conocernos un poco más, relajarnos y tomarnos alguna caña para coger con fuerza la clase práctica.

Durante la tarde, realizamos una ruta por las calles de Guadalajara, como de costumbre la ruta estaba estructurada con unos ejercicios que ponían a prueba las habilidades y conocimientos de cada uno de los alumnos. Mi intención siempre fue retarles a mejorar sus fotografías, ayudándoles y corrigiendo lo que yo entendía como mejorable.

Como en los cursos anteriores, me llevo la alegría de ver como a pesar de las horas de curso, del cansancio y la saturación de una jornada intensiva, los alumnos siguen realizando fotos hasta el último minuto, algo realmente gratificante.

Por mi parte, no me queda más que agradecer a los 7 su participación, que hayan confiado en mí para adquirir sus primeros conocimientos de fotografía y que me hayan cedido uno de sus días de descanso. Espero haberles guiado por el buen camino, que hayan entendido que la fotografía es algo al alcance de cualquiera que requiere de muchas horas de práctica.

Os dejo algunas fotografías que tomé durante el Curso de Iniciación a la Fotografía, cómo lo vi desde mi visor. Próximamente actualizaré la entrada con las fotografías que me vayan enviando los asistentes.

IV Curso de Iniciación a la Fotografía Digital

Después de los 3 cursos de Iniciación a la Fotografía Digital que se impartieron en 2013, este es el primero de la temporada 2014. La filosofía de este curso es exactamente la misma que los anteriores, impartir un curso teórico y práctico, sencillo y entretenido.

En este caso, existía ese punto especial de impartirlo por primera vez en el municipio donde me he criado toda la vida, Marchamalo. Después de hablar con el Ayto, nos dejaron una de las salas del Centro Joven, donde muy cómodamente pudimos impartir la clase teórica.

Respecto al Curso de Iniciación a la Fotografía, poco más se puede decir. Sólo queda mostrar algunas de las fotografías que tomé durante la jornada, quizá es la mejor manera de comprender cómo se desarrollan estas jornadas teórico-practicas.

Aprovecho para decir que habrá más cursos en 2014, todavía sin fechas programadas puesto que quedan en función de la cantidad y la posibilidad de los alumnos. Si estás interesado, lo mejor es que te pongas en contacto conmigo, así puedo informarte mejor y podrás elegir tu mejor opción.

III Curso de Iniciación a la Fotografía Digital

Sábado 23 de Noviembre del 2013, tercer y último Curso de Iniciación a la Fotografía de la temporada 2013. Todos han tenido sus particularidades, en este caso era el curso con más número de asistentes. Otra de las cosas especiales de este curso es que me lo dieron todo hecho, Ángel como alumno y organizador del evento se preocupó de reunir a un grupo de amigos interesados, de buscar localización para impartir la clase teórica y de hacer de vocal de las novedades que iba habiendo sobre el curso. Todo un lujo, desde luego.

La estructura del Curso de Iniciación a la Fotografía era exactamente la misma que en los anteriores. Siempre se implantan mejoras o complementos que pueden favorecer la comprensión de los conceptos, pero siempre guardando la estructura inicial, simple y fácil de seguir, a mi gusto al menos. El curso está dividido en dos bloques de 4 horas aproximadamente que se imparten en el mismo día, es decir, empleamos un día entero para familiarizarnos con nuestra cámara, complementarnos con ella y aprender cada uno de sus posibilidades.

Durante la jornada de mañana, sección teórica. Esta vez impartimos el curso en Proyecto Motivacción, una academia de apoyo realmente acogedora. En estas instalaciones aprendimos entre otras cosas qué son la abertura, la velocidad de obturación y el ISO, ambas fundamentales. Además conceptos como profundidad de campo, focal, métodos de enfoque, modos de medición, etc. Terminando localizando en nuestras cámaras los modos automáticos, semiautomáticos y manual. Todo este bloque teórico incluye conceptos sencillos pero que requieren de una serie de horas de práctica para comprenderlos completamente, para ello yo entrego unos apuntes a cada uno, que los alumnos pudieron completar con finalidad de que algún día sean capaces de continuar sin mi ayuda.

Por último, vimos un bloque menos teórico y más abstracto, como son las “reglas de composición“, qué hacer y sobretodo qué no hacer. Todo esto viendo algunas de mis fotografías y analizándolas tanto individualmente como grupalmente. Toda una hazaña que puso a prueba la imaginación de alguno, Victor va por ti.

La tarde completa y fría. Después de comer nos reunimos en el Palacio del Infantado para empezar la ruta fotográfica (photowalk). Igual que en parte teórica, la parte práctica estaba formada por ejercicios similares a los cursos anteriores, evidentemente variados y en función de las condiciones climatológicas dado que no es lo mismo hacer un curso en Septiembre que en Noviembre.

¿Qué tipo de ejercicios buscamos? Fundamentalmente componer y hacerlo bien, al menos lo mejor posible. Entender que es importante en nuestra fotografía y por el contrario, qué podríamos suprimir. Vimos como congelar movimientos y también como jugar con ellos. Ejercicios creo que dinámicos y lejos de la monotonía. Actividades pensadas para despertar en el alumno la curiosidad y la sorpresa de entender que no es tan difícil desenfocar o conseguir movimientos.

A continuación os muestro una serie de fotografías que muestro sobretodo para que veáis qué ambiente hay los cursos. Como los chic@s se desenvuelven para lograr la fotografía que tienen en mente, incluso en algunos casos repitiéndola para mejorarla. Nada más espero que os gusten:

II Curso de Iniciación a la Fotografía Digital

Una vez finalizado el Curso de Iniciación a la Fotografía ya sólo queda enseñaros cómo lo pasamos y cómo se nos dio. Me encantaría poder hacer otro video-review como en el curso anterior pero mi situación ha cambiado y mi tiempo libre se ha reducido demasiado. No por esto os iba a dejar sin este pequeño resumen.

La filosofía del curso era exactamente la misma que en su versión anterior, 4 horas de teoría por la mañana, para adquirir los conocimientos suficientes como para enfrentarnos a otras 4 o 5 horas de práctica por la tarde. En este segundo curso me vuelvo a quedar con el buen saber de boca de ver como comprenden mis explicaciones, con tan sólo 4 horas vuelvo a decir que hemos sabido aprovecharlas correctamente.  Aquí la importancia de atender y tratar de aprovechar el poco tiempo que dedicamos.

Otra de las satisfacciones más grandes que me estoy llevando es ver como disfrutan intentando superarse reto tras reto, con afán de superación. Que la fotografía no sale bien, la repito, y la vuelvo a repetir. La vergüenza se queda en casa y empezamos a disfrutar, probando y fotografiando cosas nuevas, entendiendo el mobiliario urbano como herramienta en caso de necesitarlo.

Por aquí os dejo otra serie de fotografías que tomé durante la jornada, siempre en el tiempo libre que me dejaban y que aprovechaba para inmortalizar la experiencia. Por ellos y por mí, porque de alguna manera forman parte de este proyecto de PerspectivaDiscreta.com: