Fotolienzo Saal-Digital

En unas semanas se cumplen 5 años desde que compré con especial ilusión mi primera cámara. Muy pronto la fotografía se ganó un espacio realmente importante, infinitas horas hasta llegar al día de hoy. Un camino que todavía no ve el final, un proyecto que lleva grabado a fuego la palabra reto, y muy cerca de ella también la superación.

Prueba de producto fotolienzo de Saal Digital 2

Hoy, mi vida, mi hogar y mi estudio están decorados con mis trabajos. De ellos, muchos han salido de los talleres de Saal Digital, como ya os enseñaba hace unas semanas con el álbum que recoge los primeros 1000km de mi vida sobre ruedas.

Hace unos minutos ha llegado a casa, puntual como siempre, un nuevo producto de Saal Digital, mi primer lienzo.

Con las expectativas sobre la mesa y conociendo que la resolución de este tipo de impresiones es infinitamente inferior al de cualquier lámina de papel, debo decir que los resultados son bastante favorables.

En esta ocasión, he elegido una composición vertical de 40x60mm sin bordes, imprimiendo una fotografía a todo color, con degradados de tonos azules y verdes, a prueba de cualquier impresora.

El producto está formado por un marco de madera, incluyendo como accesorios unas piezas rigidizadoras, montando una tela mate con pinceladas brillo propias de la tinta.

Prueba de producto fotolienzo de Saal Digital

Para mi gusto, sólo pondría un "pero", y me refiero al efecto borde que se puede observar en toda la lámina, un defecto de diseño del propio marco, el cual no es liso, tiene una pequeña variación que termina marcando la tela.

Prueba de producto fotolienzo de Saal Digital 3

Mientras escribo estas lineas el lienzo ya luce junto a mi mesa de trabajo, un método de impresión que hasta ahora no había tenido el placer de disfrutar y ahora gracias a Saal Digital ya forma parte de mi colección.

Prueba de producto fotolienzo de Saal Digital 4

Álbumes Saal-Digital

Hace unas semanas llegó a mis manos la posibilidad de realizar una prueba de producto para Saal-Digital. Es cierto que los fotógrafos quizás estamos acostumbrados a realizar colaboraciones con empresas de accesorios o equipamiento fotográfico, pero esta posibilidad me despertó una curiosidad especial.

La fortuna quiso que la oportunidad llegase cuando iba a darse el pistoletazo de salida a una aventura de 1000 kilómetros sobre ruedas, dos viajes que nos embarcarían en muchas horas de carretera y fotografía. Viento, aire, frío y mucho té caliente. Qué mejor temática que ésta para enfocar mi prueba de producto de álbum digital de Saal-Digital.

Así fue como tras regresar, analicé las cientos de fotografías que habíamos tomado para resumir y seleccionar aquellas que terminarían siendo las responsables de la prueba. Mi selección, por supuesto con la intención de llevar al límite las características técnicas de la marca, la definición del papel, la capacidad y textura, etc.

Una vez seleccionadas y reveladas con consciencia, comenzó la maquetación del álbum. Debo decir, que la vía de hacerlo me resultó especialmente sencilla e intuitiva. El resultado, estaba terminado y apenas me había llevado 15 minutos.

En mi caso, entre las infinitas opciones que nos propone Saal-Digital en su software de programación, opté por un formato no 1:1, unas dimensiones de 21 x 28cm con un total de 26 páginas interiores terminación mate.

Teniendo el interior, sólo me quedaba definir la estética exterior, sin complicación, tapas de tela color blanco roto con tacto acolchado. Algo así, como asimilar el exterior del álbum a esa vieja furgoneta blanca que tan bien nos ha acogido.

Tras un click y un email de confirmación, en apenas unos días tenía el paquete en casa y mis ganas de abrirlo a punto de desbordarse. Esta ha sido mi prueba y este es el resultado de Saal-Digital.

Respecto a mis conclusiones, no será el último álbum que se coloca en mi estantería, no serán las últimas fotografías que se esconden tras las tapas de Saal-Digital y por supuesto, un placer haber podido disfrutar de tal producto, cuanto menos de calidad.

Por supuesto, quedo abierto a vuestras sugerencias o preguntas que os pueda responder sobre mi prueba de producto. No obstante, ya sabéis que podéis escribir directamente al Servicio de Atención al Cliente.

A continuación, algunas de las imágenes que tomé ayer desde mi mesa de trabajo:

PerspectivaDiscreta - Saal-Digital - 6.jpg
PerspectivaDiscreta - Saal-Digital - 11.jpg